Mamando vergas con ganas. La pibita es una maquina a la hora de mamar porongas. Me dejó con la japi re dura y con unas ganas de cogotear el ganso que ni te imaginas.

Descripción Compartir

Tengo que serte sincero… me han dado buenas mamadas en la vida, desde amigas putas con experiencia hasta prostitutas pagas expertas a la hora de dar placer oral. Pero una mamada con las ganas que tenga esta puta ninguna…. no solo que esta puta pone unas caras de zorra que te excita de puta madre sino que la perra del orto quiere leche, quiere semen caliente primero para saborear, sentir como le chorrea por la cara y la lengua para finalmente tragar todo lo que pueda. A ella la veremos mamando en varias posiciones una mas caliente que la otra. Primero largo como un pete común y corriente pero con el paso de los minutos su amante comenzó a cogerla la boca. Ella se puso boca arriba sobre el sofá y le dio garcha de una manera terrible. Para el final la zorrita de mierda se arrodilló porque quería lo que tanto estaba buscando. Espero algún día me toque una perra como esta.

Categorias: Serviporno
Mamando vergas con ganas. La pibita es una maquina a la hora de mamar porongas. Me dejó con la japi re dura y con unas ganas de cogotear el ganso que ni te imaginas.
7 min
Videos relacionados