La asiática Maria Ono se reía de los nervios. Al final terminó gimiendo del placer como una perra.

Descripción Compartir

Me presentaron a una linda asiática llamada Maria Ono. Como me dijeron que era una putita de mierda, me la llevé a casa y me puse en modo guarro. Me recosté en la cama y pelé la verga. Como la tengo bien grande y cabezona, ella no podía salir del asombro. La miraba, la tocaba y se reía de los nervios. Pero claro, no estaba allí para que me la vieran como si fuera algo raro, se la tenía que meter en la boca y me tenía que petear bien rico. Fue de esa manera en que la risa de nervios se le fue para terminar gimiendo como una puta. Por otro lado era algo de esperar. Ella casi que no la aguantaba adentro de mi poronga.

Categorias: Asiaticas , Jovencitas , Pendejas , Petardas , Xnxx
La asiática Maria Ono se reía de los nervios. Al final terminó gimiendo del placer como una perra.
12 min
Videos porno relacionados
Categorias Ver todas